Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

Por: Luis Iruegas

La elevación del precio de granos forrajeros que ocurrió en el último tercio de 2006 se acompañó del incremento de precios de otros ingredientes de las dietas para los animales. No es casualidad, pues en realidad tienen conexiones tanto en la oferta como en la demanda.

En primer lugar, los productos sustitutos se rigen con los precios de los predominantes. Si el sorgo tiene un 95 % del valor nutricional del maíz su precio es también ese porcentaje, salvo variaciones temporales y locales. Los alimentos contienen nutrientes, que son lo que vale realmente. Si el maíz y la pasta de soya suben de precio, los productos sustitutos lo hacen también porque el valor de sus nutrientes sube.

Otra liga entre los precios de distintos alimentos es la competencia por las áreas de cultivo. Ahora que se incrementó la superficie de cultivo de maíz en Estados Unidos, se redujo el área sembrada de soya. El precio de la soya se elevará, entonces, al haber menor oferta.

En México, cuarto país productor de alimentos para animales y ya casi totalmente abierto al comercio de granos forrajeros, la posibilidad de importar estos de Estados Unidos en cualquier cantidad cuando se desee, hacen que el precio nacional se rija con el determinado en las bolsas especializadas en Estados Unidos. Este precio responde en forma inversamente proporcional al nivel de reservas en ese país.

Otro determinante actual de los precios de los alimentos ganaderos es el precio del petróleo, pues el uso energético del maíz y la soya incrementan su demanda y por tanto afectan el nivel de reservas y el precio.

Dos tercios del costo de producción en ganadería son la alimentación. El pronóstico de costos a medio plazo, un elemento esencial de la formulación y evaluación de proyectos, se ha complicado después de la apertura comercial, el aumento de la demanda de alimentos para animales y el uso de los ingredientes alimenticios como biocombustibles. Intervienen variables muy difíciles de prever. La incertidumbre de los proyectos aumenta y esto representa un costo que alguien tendrá que pagar.

Luis Fernando Iruegas Evaristo es Especialista de la Dirección de Agronegocios en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla